viernes, 22 de marzo de 2013

Cómo Iluminar el rostro!!!


Los iluminadores, ya sean en gel, polvo o crema, pese a ser los grandes olvidados de nuestros maquillajes son un potente instrumento para conseguir un aporte de luz a nuestro rostro.
El formato en polvo sea quizás el más sencillo de aplicar y su acabado suele ser más natural que los iluminadores en crema.
Para que su efecto sea espectacular es importante trabajar nuestra piel con la base y color adecuado, Recuerda que nuestra piel es un lienzo donde comenzará un buen trabajo y no olvides contornear tu piel con el juego de claros oscuros para dar profundidad y luz.

¿Cómo los uso?
Muchas veces no sabemos muy bien cómo usar este tipo de productos. Normalmente, el iluminador se aplica a las zonas que quieras resaltar. La zona T, el pómulo alto, barbilla, comisura de los labios y parpado fijo alto labios suelen ser los sitios que más se iluminan.


El iluminador es lo último que se utiliza, tras la base de maquillaje, los polvos para matizar y el colorete. Para aplicar los iluminadores lo mejor es elegir un pincel pequeñito de pelo natural o hacerlo simplemente con las yemas de los dedos. ¡Siempre pequeños toquecitos!


Pero tener mucho cuidado con pasarse con el  iluminador bajo los ojos, sino conseguiremos justo el efecto contrario y Puedes convertirte en un mapache! Lo bonito del iluminador es precisamente iluminar, pero solo pequeñas zonas.