jueves, 23 de mayo de 2013

Depilación con Hilo

Lo sabes todo de la depilación con hilo?

Describir qué es la depilación con hilo es bastante sencillo. La depilación con hilo es la eliminación de pelo de la cara y el entrecejo utilizando cuerdas que actúan como pinzas. Si alguna vez has te has hecho la cera, tendrás una idea de lo que es la eliminación del vello con hilo. La depilación con hilo es una versión más amable y más suave de la depilación con cera. El resultado final es menos irritante y de mejor apariencia.






Historia de la depilación con hilo

No está claro dónde se originó esta técnica, pero es probable que fuese en el Oriente Medio y Egipto. La depilación con hilo es una práctica antigua utilizada para eliminar el exceso de vello de la cara. Esta habilidad no se suele enseñar a esteticistas, sino que se transmite de generación en generación. La mayoría de los técnicos son de Medio Oriente o de origen asiático.

Proceso de la depilación con hilo

La depilación con hilo se realiza normalmente por un técnico experimentado que trabaja con nada más que dos hilos. Se utiliza un salón de belleza en el que el cliente se acuesta en una mesa para relajarse. El técnico utilizará un espejo de aumento grande en una plataforma de modo que pueda ver el pelo más claro. El hilo se utiliza formando una X que se retuerce en el centro. El hilo se mueve adelante y atrás en un movimiento controlado, mientras que se sostiene contra la piel. Esto saca filas de pelo de forma rápida y sencilla.

¿Qué se siente con la depilación con hilo?

En comparación con la cera, los hilos son prácticamente indoloros. Se siente la misma sensación que cuando te depilas con pinzas, sólo que más rápido. Además, no duele tanto. La zona más dolorosa para este tipo de depilación es el labio superior, especialmente en los extremos. La depilación con hilo puede picar un poco e incluso es posible que se te salten las lágrimas, pero es más rápida. Si utilizas la técnica del hilo para depilarte las piernas por debajo de la rodilla, descubrirás que no es más dolorosa que la cara.