jueves, 20 de junio de 2013

Escaparatismo y Merchandising

El ESCAPARATISMO Y VISUAL MERCHANDISING COMO ARTE URBANO


Para conseguir un establecimiento visualmente más atractivo y interiormente más optimizado es necesario que la primera imagen que nuestro establecimiento muestra, sea el hilo conductor entre los propietarios y los clientes por conseguir un objetivo común.

Para conseguirlo debemos tener en cuenta algunos factores clave que forman parte del
dogma de una ciencia apasionante llena de creatividad y funcionalidad.

Primero debemos tener en cuenta que el escaparate es un espacio destinado a la comunicación utilizando un lenguaje no verbal, por ello, todo lo que coloquemos en los escaparates influirá en la percepción que el cliente se hará del establecimiento y en la decisión de compra final.
La elección del espacio físico destinado para el escaparate debe ser aquel que el comerciante precise para exponer sus productos o servicios de una forma visualmente óptima y con la posibilidad de colocar decoraciones para conseguir una imagen fiel del comercio.
 La iluminación debe ser la acertada para cada escaparate, línea de productos y del interior y el consejo de un profesional será el más acertado.
Por ello las tendencias del escaparate y visual de nuestros días van mas allá de los escaparates estándares donde se coloca el producto y decoración como conjunto visual para agradar o mostrar aquello que tenemos. El escaparate actual se analiza, se diseña y se construye teniendo en cuenta necesidades, sentimientos, ilusiones y realidades.

Escaparates escenográficos o ambientales pero sin ninguna duda el escaparate con más peso de atracción visual es el conceptual donde predomina la elección de la idea. El escaparate y merchandising se ha convertido en una muestra de agradecimiento hacia aquellos que compran en los comercios pero siempre a de cubrir el objetivo del comercio pero de una forma mas innovadora y actual donde la visita placentera y agradable de los cliente sea un objetivo mas.

La elección de los compradores para realizar las compras en un establecimiento concreto se consiguen con un conglomerado de factores desde el producto, el precio, la situación, el posicionamiento entre infinitos factores pero no hay que olvidar que el escaparate y el visual merchandising forman parte de la ciencia del comercio de nuestro siglo.
Las ideas para realizar escaparates e interiores mas atractivos se consiguen obteniendo información de todo aquello que nos rodea y con un poco de imaginación y destreza podemos aplicar en el establecimiento. No basta con colocar el producto hay que conseguir llamar la atención y el deseo de aquellos que ven el escaparate. Colocar aquellos productos estrella en la cantidad justa, conseguir una estética visual con armonía de colores. Elegir elementos de decoración originales y evitar los estándares.

Escoger una idea que haga pensar y disfrutar del escaparate o del interior. Lentamente ir posicionarnos en que los observadores esperen el cambio del escaparate porque nos sorprende en cada ocasión. Evitar todo aquel escaparate que no comunique nada o vacío de mensajes. Conseguir un estilo propio reconocido desde el exterior. En definitiva debemos montar escaparates e interiores acordes con la imagen del establecimiento cubriendo siempre una necesidad del cliente.

El presupuesto de un escaparate baria en función de la predisposición del comercio en invertir en conseguir mayores beneficios, mejorar la imagen, de los resultados obtenidos, de la cantidad de montajes anuales, del target, entre infinitos pero el escaparate correcto y efectivo es una inversión con resultados rápidos y cuantificables. Las cantidades a destinar varían por las medidas, la decoración, la durabilidad el caché del profesional por ello se debe destinar un presupuesto generoso al escaparate o al interior ya que es un eslabón mas e imprescindible de la cadena de venda. Los presupuestos son orientativos ya que se destinan teniendo en cuenta múltiples factores como con el tipo de comercio.

Un escaparate de formato pequeño puede realizarse a partir 60 euros consiguiendo resultados excelentes. Un escaparate de formato grande parte de 120 euros alcanzando miles de euros en los escaparates navideños.

El escaparatismo y visual de la actualidad se compone de pequeñas formulas visuales cada vez mas latentes en el mercado. La aparición de nuevos productos, empresas con gran volumen comercial y con innumerables puntos de venta o el cambio de hábitos de compra entre otros potencia una disciplina que va más allá del montaje de escaparates o colocación de productos en el interior. Se ha convertido en una ciencia imprescindible para aquel comercio que quiere subsistir, mejorar o cambiar.

Algunas estrategias que permitirán que el comercio sea más dinámico, actual, rentable y competitivo implican un pequeño esfuerzo con resultados positivos. Estrategias de visual trade utilizadas por los escaparatistas y merchandiser mas eficaces implantan las claves para una exhibición armónica y funcional optima en el interior de la tienda comienza por el escaparate con el objetivo es captar la atención de los clientes y despertarles aquellas motivaciones de la compra en un entorno perfectamente estudiado. Ante todo, el establecimiento a de dar y tener una imagen acertada fruto del estudio del posicionamiento del propietario y no de la casualidad.

La armonía empieza por el logotipo, rotulo, colores corporativos, carteleria exterior, el tipo de letra o el diseño de la puerta hasta las bolsas, papeles de envolver y tarjetas hasta el diseño del interior de la tienda han de estar en armonía con la imagen que queremos dar.
El diseño de mobiliario, los ambientes, la iluminación o el aroma son signos y síntomas reconocidos y elegidos por los clientes de la tienda. Esta armonía nos permitirá conjugar en perfecta comunicación de nuestros servicios y una presentación visual, real y más efectiva.

Elegir escaparates partiendo de ideas acertadas y posibles de realizar. El escaparate actual es aquel que llama la atención, nos hace disfrutar de un paseo por una calle comercial donde nuestra mente se relaja y disfruta. Nos hace pensar y desear aquello que vemos y que podemos adquirirlo con solo entrar. Elegir aquel producto que nos hará sentir mejor. Identificarnos con aquella situación de un escaparate escenografito. Adquirir aquel producto que no conocíamos. Descubrir aquel objeto que deseamos regalar son parte de la magia del escaparatismo actual.

Si seguimos estos consejos, notaremos una mayor afluencia de observadores convertidos en clientes y con la ayuda de un buen servicio en el interior descubriremos comportamientos nuevos que posiblemente se transformaran en acciones rentables de un comercio comprometido con la venta y el arte urbano.
Para más información no dudes en consultarme: kary_caicedo@yahoo.com