sábado, 17 de agosto de 2013

Mascarillas Naturales de la abuela


Todas hemos recibido de nuestras abuelas algunos trucos de belleza caseros para el cabello y la piel que, a pesar de nuestras reticencias, resultan infalibles. 




Mascarilla hidratante de avena

Ingredientes:
Infusión de Manzanilla fría
1 cucharadita de miel
2 cucharadas de harina de avena
Preparación:
Mezcla la harina de avena, la miel y dos cucharadas de manzanilla. Si tu piel es muy sensible puede cambiar la miel por lanolina. Extiende la mezcla por el cutis usando un pincel, evitando siempre el contacto con los ojos (puedes protegerlos con un disco desmaquillador de algodón) y déjela actuar durante 20 minutos.  Lávate la cara con la manzanilla restante.

Mascarilla de yogur

Ingredientes:
1 cucharada sopera de yogur
1 cucharadita de miel caliente 
10 gotas de limón
Preparación:
Mezcla todos los ingredientes y aplícatela en la cara con pincel o con los dedos, evitando el contacto con ojos. Déjatela puesta durante una hora.

Mascarilla para una piel más suave


Ingredientes:

2 cucharaditas de miel 
2 cucharadas de zumo de un limón 
Preparación:
Mezcla los ingredientes y aplícatelo durante 5 minutos. Luego lávaete la cara con agua tibia. Si lo haces todos los días, después de una semana te notarás la piel más suave.

Mascarilla nutritiva

Ingredientes:
1 yema de un huevo 
2 cucharaditas de miel
Preparación:
Mezcla los ingredientes y date un baño de vapor en la cara de al menos 10 minutos y a continuación aplícate la mascarilla. Déjala durante 15 minutos y para retirártela, lávate el rostro con agua tibia.

Mascarilla para cutis graso

Ingredientes:
1 clara de huevo 
1 tomate maduro
1 cucharada de levadura de cerveza
1 taza de agua
3 hojas de laurel seco
Preparación: 
Prepara un con el agua y el laurel y déjalo reposar hasta que se enfríe. Prepara la clara a punto de nieve y añádele el tomate pelado y machacado. Agrega la levadura y dos cucharadas del té que antes preparaste y revuelve todo bien. Ya puedes aplicártelo en las zonas más grasas del rostro con un pincel. Déja actuar la mascarilla durante 15 minutos, y luego lávate la cara con el resto del té.

Mascarilla para cutis seco

Ingredientes:
1 Aguacate
2 cucharadas de leche
Preparación:
Prepara la mascarilla machacando un aguacate entero. Añádele un poco de leche y ve removiendo hasta que la textura quede lo suficientemente pastosa. Aplícate la mascarilla por el rostro y el cuello y déjala actuar 20 minutos. Lávate la cara con agua tibia.

Mascarilla Hidratante de plátano fresa y yogur

Ingredientes:
1 platanos
2 Fresas
1 Cucharada de yogur natural
Preparación:
Haz un puré con un platano y una fresa. A continuación añádele una cucharada de yogur natural y mézcla bien. Ponte la mascarilla y espera 20 minutos para que haga efecto.

 


Mascarilla refrescante y descongestionante


Ingredientes:


1 Pepino

Preparación:
Corta el pepino en rodajas, tumbate cómodamente y coloca las rodajas de pepino por toda la cara, incluyendo los ojos cerrados. Relájate uno 10 minutos y retira las rodajas.


Mascarillas caseras para el pelo


Hidrata tu cabello con mascarillas caseras elaboradas con productos naturales. Sólo tienes que abrir la nevera para encontrar tesoros con los que nutrir tu pelo.

 

  • Para el pelo seco, áspero y sin brillo aplica una mascarilla elaborada con 4 cucharadas de aceite de aguacate, 2 de miel, 1 de aceite de soja y otra de maíz. Es un producto ideal para tratar las puntas abiertas y quebradizas. Otra opción es preparar una pasta con plátano maduro, un poco de aceite de girasol y de zumo de limón.

  • Para el pelo graso, que se ensucia rápidamente, prepara una mezcla a base de hojas de romero y de salvia con dos cucharadas de aceite de almendras. Estas plantas tienen un gran poder tonificante y estimulante que se potenciará si el último aclarado se realiza con agua con limón.

  • Contra la caspa puedes preparar un remedio capilar con una yema de huevo, 1 cucharada de aceite de almendras y otra de coñac. También puedes preparar un zumo de manzana aligerado con agua para aplicar sobre el cuero cabelludo.

  • Para el pelo teñido y castigado por permanentes lo mejor es una mascarilla reparadora elaborada con yogur. Puedes mezclarlo con un aguacate o preparar una pasta con una cucharada de lácteo y otra de aceite de coco.

Consejo para aplicar las mascarillas de pelo

La mascarilla tendrá más efecto si la aplicas dando un masaje sobre el cuero cabelludo y distribuyéndolo bien mechón a mechón. Luego ponte una envoltura de plástico para retener el calor y dejar que el producto actúe durante 20-30 minutos. Para terminar, aclara con abundante agua fresca.