sábado, 25 de enero de 2014

Vuelve la riñonera....

La riñonera es ese mini bolso que cuelga de la cintura y que se asocia con viajes «low cost», macro-conciertos y vendedores ambulantes. En principio, cualquier asociación con el glamour es dudosa. La firma de lujo Louis Vuitton las elaboró en su día con el «monogram» de la marca, y una de las únicas en picar fue –cómo no- Rihanna.

Ha sido Karl Lagerfeld el encargado de elevar a a la riñonera los altares de la Costura y del consumo aspiracional. Acompañada por coderas y zapatillas de deporte en el último desfile de Chanel. Colocándola a la altura del ombligo. Un alegato más del nuevo afán por despertar a la Alta Costura de su letargo y traer aires renovados al diseño más elaborado, artesanal y exclusivo. 


Que la Alta Costura se quiera modernizar y acercar a la calle es normal, pero que sea vía riñonera, no. La calle, por norma general, no lleva riñoneras. En el armario de la población femenina no es un indispensable. No se coloca junto a la bandolera, la mochila, el satchel o el clutch. La riñonera, sencillamente, no encaja en la ecuación.




Chanel no es la única. La rusa BEssARION, Laroom y Tory Burch también proponen modelos similares para esta primavera.




Diane Von Furstenberg o Redd Krakoff también trataron de incorporar la riñonera a nuestro armario en 2011


Marc Jacobs sacó a las riñoneras de Vuitton en la colección de 2010 y Hermès llegó a idear el 'Kelly Bandeau', una sofisticada pieza valorada en más de 3.000 euros.



Emilio Pucci apuesta por la versión vestida de piel para esta primavera.




La diseñadora norteamericana preferida de las pijas del Upper East Side de Nueva York Tory Burch y presenta varios modelos de riñoneras en su desfile de primavera verano 2014. Burch es conocida sobre todo por sus accesorios y en concreto por sus bailarinas con chapa redonda dorada que lleva el logotipo de la firma, uno de los «must have» de las niñas bien de la Gran Manzana.



¿Conseguirá esta creadora imponer la moda de las riñoneras entre las «it girls» como Olivia Palermo, Hanneli Mustaparta o Jessica Alba? ¿Lucirá una la misma Michelle Obama, también fan de la firma? Solo el tiempo lo dirá.