Anna Wintour la mujer mas poderosa del mundo de la moda


 

nacida el 02 de noviembre de 1949 en  Londres, escritoraperiodista y directiva británica que ejerce como editora jefe de la edición norteamericana de la revista Vogue. Ocupa el puesto desde 1988 y ha llegado a convertirse en una auténtica icono de la moda, tal y como lo hizo Diana Vreeland, una de sus predecesoras, así como a ejercer una influencia importante sobre dicha industria.




De padre inglés y madre norteamericana, comenzó a interesarse en la moda mientras era una adolescente y le aconsejaba a su padre Charles, editor del periódico Evening Standard formas en las que podía mejorar la publicación atrayendo a los jóvenes británicos de mediados de los años 1960.
Luego de abandonar la escuela a los 16 años, optó por no ingresar a la universidad e iniciar una carrera en el periodismo en ambos lados del Atlántico, una travesía que se detuvo en Nueva York y en la revista Home & Garden antes de que se hiciera cargo de la revista Vogue británica y finalmente de su edición principal, en Nueva York, Vogue. Tuvo éxito en cambiar una revista tambaleante y ha sido ampliamente reconocida dentro de la industria editorial por su éxito.


Su estilo de corte de pelo milimétrico, cortado con maquinilla y el uso de lentes oscuros en lugares cerrados se han convertido en una imagen común que se despliega a lo largo de las primeras filas de los desfiles de modas de los mejores diseñadores del mundo.

Se ha convertido en una institución comparable con la revista que ella misma edita. Aclamada mundialmente por su buen ojo para las tendencias de moda y por el apoyo que brinda a jóvenes diseñadores, su personalidad fría y demandante le ha valido el mote de "Nuclear Wintour". Una de sus ex asistentes, Lauren Weisberger escribió la exitosa novela en clave The Devil Wears Prada, la cual se transformó en un exitoso filme protagonizado por Meryl Streep como Miranda Priestly, una editora de modas cuya versión en la vida real, se cree, es Wintour. Activistas de los derechos de animales la han señalado constantemente por el uso y la promoción que ha hecho de las pieles naturales.


Su éxito en Vogue y su apoyo a la industria de la moda y filantropía son innegables, pero muchos han criticado a Wintour. La mayoría de las críticas gira alrededor de su personalidad. A menudo ha sido descrita como una perfeccionista que, como rutina, hace peticiones imposibles y arbitrarias a aquellos que trabajan para ella y a menudo trata mal a sus subordinados. Se dice que una vez hizo que alguien de su personal revisara en la basura de un fotógrafo para encontrar una foto que éste se había negado a darle. En2003 su ex asistente, Lauren Weisberger publicó su comercialmente exitosa novela en clave ("roman à clef") The Devil Wears Prada (El Diablo viste de Prada), cuya antagonista Miranda Priestly se cree, está basada ampliamente en Anna.


Se dice también que ejerce un gran control en su imagen pública. Cuando se convirtió en editora general de Vogue de Estados Unidos, la columnista de chismes, Liz Smith publicó rumores de que había obtenido ese puesto por haber tenido un amorío con el presidente de Condé Nast, Si Newhouse. Wintour estaba furiosa, ira que transmitió en una de sus primeras reuniones con su personal. En el2005, Anna fue objeto de una biografía no autorizada realizada por Jerry Oppenheimer; "Front Row: The Cool Life and Hot Times of Vogue's Editor In Chief" ("Primera Fila: La Grandiosa Vida y los Tiempos Difíciles de la Editora General de Vogue") en el cual aparecían varias fuentes anónimas, a menudo con comentarios rencorosos, pintando un retrato muy similar de la mujer de carne y hueso. Según Oppenheimer, Wintour no sólo se negó a sus peticiones para ser entrevistada, sino que ordenó a otros a no cooperar.
Esa imagen ha apoyado a los comentarios que la acusan de haber impuesto una estética elitista a la revista, haciendo peticiones para que celebridades cambien su imagen para aparecer en sus páginas (se dice que le negó a Oprah Winfrey la portada de Vogue hasta que bajara de peso). El grupo proteccionista de los derechos animales PETA hizo de Anna el blanco central de su campaña contra el uso de pieles animales.


Algunos críticos la han acusado debido a que las celebridades y no las modelos son la portada de Vogue. En efecto, varias mujeres famosas han agraciado la portada de Vogue bajo la dirección de Wintour, desde actrices ganadoras del Oscar (Nicole Kidman, Charlize Theron Kate Winslet y Angelina Jolie) hasta celebridades (Melania Trump y Blake Lively) y políticos (Hillary Clinton).
Según informan, insatisfecha con sólo mostrar a las celebridades en la portada, ha pedido que se sometan a sus estándares. Se dice que se le pidió a Oprah Winfrey bajar de peso para poder ser fotografiada, y que Hilary Clinton no aparecería hasta que dejara de usar trajes azul marino tan frecuentemente como lo hacía.

A través de los años, Anna Wintour se ha convertido en una de las personas más poderosas en el mundo de la moda, estableciendo tendencias y consagrando a nuevos diseñadores. El periódico The Guardian la ha llamado la "alcaldesa no oficial" de la ciudad de Nueva York. Tras bastidores, se ha encargado de que casas de moda contraten a jóvenes y frescos diseñadores como John Galliano, quien le debe su trabajo en Christian Dior. Convenció a Donald Trump para que dejara a Marc Jacobs utilizar un salón de fiestas en elHotel Plaza para un desfile, cuando él y su socio no tenían mucho dinero. Recientemente convenció a la marca Brook Brothers para que contratasen al relativamente desconocido Thom Browne. Su protegida en Vogue, Plum Skyes se convirtió en una exitosa novelista.
Tiene un salario estimado en $5 millones de dólares al año, y también cuenta con generosos beneficios, como un presupuesto de $50,000 dólares para ropa, un chofer y una suite en el Hotel Ritz de París mientras asiste la semana de la moda en esa ciudad.

Apasionante e interesante biografía de Anna Wintour yo de mayor quiero ser como ella ;)



F





Entradas populares