Cómo realizar una manicura perfecta.

Temporada tras temporada lucir uñas cuidadas, pintadas o decoradas se perfila como un "Must Have" en cuanto a estética, y así observa tanto en las ferias de cosmética, en las pasarelas y en las calles. 

Las uñas se han convertido en un accesorio de moda, en el complemento perfecto de maquillaje, por eso resulta imprescindible conocer las tendencias de la temporada. Tanto es así que lo último es llevar el color de uñas a juego con el bolso.

Protocolo para una buena manicura.

La realización de una buena manicura exige llevar un orden secuencial, desde por qué dedo comenzar hasta que actividad llevar primero a cabo.
Así lo primero que hay que hacer es observar y analizar las manos, empezando por el dedo meñique, siguiendo por el anular y así hasta el pulgar de la mano derecha, para, a continuación, repetir el mismo proceso con la mano izquierda.

Con el análisis se determinara el estado en el que se encuentran las uñas y las manos, y se descartaran alteraciones que impidan realizar dicho servicio.
La siguiente fase es la preparación. En ella hay que dejar las uñas listas para aplicar el esmalte.
Para ello, se han de seguir los siguientes pasos:

- Desinfección: Se han de desinfectar las manos tanto del cliente como las propias, pulverizando el dorso y las palmas, y frotando perfectamente todas las partes de los dedos y las manos.


-Desmaquillado: a continuación se ha de eliminar cualquier resto de laca que exista sobre las uñas. La mejor manera es impregnando quitaesmalte en un algodón y aplicando este durante unos segundos sobre la uña para que se ablande el esmalte y, al deslizarlo desde la raíz hasta el borde de la uña, para que resulte más fácil eliminarlo.


-Corte y Limado: Se cortarán las uñas si están muy largas o para igualarlas. Se deben cortar realizando tres cortes en el siguiente orden;  dos en laterales y uno en el centro, para no astillarlas. La longitud será mayor a la deseada para dejarla en la adecuada durante el limado.
Mediante el limado se dará la forma adecuada y se suavizarán los bordes. La dirección del limado se realizará de los lados hacia el centro, en un solo sentido, nunca en vaivén.



-Retirada de Cutículas: Se retira la cutícula, previamente reblandecida, con un palito de naranjo protegido con un algodón enrollado. No se debe cortar sino lo estrictamente necesario.




Tras la preparación, se puede efectuar un masaje, para hidratar y nutrir la piel de la zona, antes de proceder al maquillado de uñas.


Para realizar un buen maquillado de uñas, hay que aplicar en primer lugar una base para proteger las uñas, pues los esmaltes de color pueden amarillear la lámina y resecarla.
Una vez seca la base, se aplica la primera capa de esmalte, empezando por el dedo meñique de la mano derecha. El esmaltado se lleva a cabo con pinceladas largas desde la base hacia al borde libre, se comenzará con una pincelada en el centro de la uña y dos pinceladas a los lados.



Se ha de aplicar una segunda capa de esmalte para que quede uniforme y con la suficiente cobertura. Finalmente, se aplicará un esmalte de acabado que proporcionará brillo a la uña y un secante para acelerar el proceso de secado.

Por último aplicaremos un hidratante de cutículas.


Entradas populares