Trucos de Estilo


Obviamente, un personal shopper no solo debe asesorar a sus clientes en materia de estilismo, pues hay trucos y estrategias que ayudaran al cliente a sentirse mejor.
Si tienes unos kilitos de mas o no estas conforme con alguna parte de tu cuerpo toma buena nota de los siguientes truquitos que te enseñaré...


Karinna Caicedo Rodríguez


Disimular tripa: Hay que aconsejar el uso de vestidos, prendas sueltas, blusones, pero nunca cinturones en la cintura. La ropa tiene que intuir la cintura, pero evitando atraer la atención al vientre. Asimismo, hay que evitar pantalones con pinzas.



Caderas anchas: Para las caderas anchas, hay que evitar las prendas ajustadas y chaquetas o camisas que lleguen exactamente a la altura de la cadera o por la cintura. Es preferible emplearlas algo más largas, para alargar a su vez la figura, pareciendo más esbelta y delgada.



Aumentar el pecho: Es sumamente importante elegir la talla adecuada de sujetador. Si se quiere aumentar el pecho, hay que utilizar copas que sean rígidas, mejor con un poco de relleno, y

utilizar frunces en las camisas, camisetas, etc., así como emplear vestidos con cortes debajo del pecho que «enmarcan» el busto y escotes no muy abiertos.


Disimular el exceso de pecho: se debe elegir una talla de sujetador adecuada y con una forma que favorezca, es decir, que recoja bien el pecho y que lo cubra bastante para que no quede sobresalga el exceso de pecho en la parte superior. Hay que tener cuidado con ceñir mucho las tiras del sujetador en la espalda, ya que harán que se formen rollitos; y
las del hombro, que subirá demasiado el pecho, dando una sensación de todavía más volumen. Por lo tanto, se debe colocar el pecho de forma natural, a su altura, o subiéndolo un poquito, pero no demasiado, que quede natural.  


El escote perfecto para parecer más delgada es el escote V: disimula el pecho grande y afina el rostro. Es mejor no abusar del escote palabra de honor o de los tops estilos halter  ya que ensanchan la parte superior.


Culo prominente: Para disimular un trasero prominente, lo mejor es apostar por los pantalones rectos con bolsillos traseros, que disimulan el volumen, y si tienen bordados en esta zona, mucho mejor. Además, el pantalón recto ofrece sensación de cintura delgada y alargamiento de la pierna, estilizando la figura. Se evitarán los vaqueros de cintura baja y los cinturones muy anchos, ya que llaman mucho la atención sobre esa zona, así como los pantalones pitillos, siempre son mejores los que tienen el bajo un poco más ancho. Y si se emplea cinturón con el pantalón, siempre del mismo color que este. Pero mejor que los pantalones es aconsejable el uso de las faldas con vuelo. 
Por otra parte, hay unas consideraciones generales que es conveniente tener en cuenta:


No mezclar colorido, utilizar colores completos. Si se emplean prendas de un solo color o de iguales tonos, se crea un efecto óptico de altura y al «alargar», se estrecha la figura, pareciendo más delgada.
Tejidos ligeros: Por lo general, las telas gruesas engordan, aunque en verano no se emplean muchas telas gruesas, son todas más bien ligeras o de algodón. Así, hay que elegir tejidos «flojos», pero con cuerpo. Si son excesivamente flojos (efecto «baba»), se consigue que los defectos se noten mucho más. Del mismo modo, una prenda de algodón ajustada, que se pega muchísimo al cuerpo, quedando como una malla, lo marca todo. En definitiva, los extremos, como en todo,
no son buenos.

Tejidos estampados: Al ser verano, se suelen emplear prendas más coloridas, estampados de todo tipo (flores, frutas, rayas etc.). Pero, si lo que se busca es aparentar mayor esbeltez, hay que desterrar las telas con diseños grandes, grandes estampados, ya que estos, suelen engordar.
Vestidos sueltos: Los vestidos sueltos permiten que las clientas vayan frescas, cómodas y disimulando aquellas partes menos bonitas de su figura.

Calzado alto: Aunque en verano hace mucho calor y los pies se hinchan y piden comodidad, es muy importante aconsejar el uso de tacones. Estilizan las piernas y la figura; es muy grande la diferencia de una persona con el pie en el suelo a llevar unos buenos tacones. Esto no quiere decir que se empleen constantemente tacones de aguja; la moda es infinita y son tendencia los zapatos con cuñas, que resultan muy cómodos y proporcionan la altura precisa para lograr la esbeltez buscada.

Resaltar las partes del cuerpo más bonitas: Hay que analizar el cuerpo de la clienta y fijarse en aquellas partes que más nos gustan y que tiene más bonitas, como piernas, busto, etc. Realzando dicha zona, se desvía la atención de las menos favorecedoras.

No hay que obsesionarse con el color negro: se puede experimentar

con colores y diseños, únicamente hay que saber combinarlos para disimular y realzar todo lo que se desee para disimular el ancho de caderas se pueden emplear tops holgados  y vestidos estilo baby doll.


By Karinna Caicedo

























































































































































 
 





























Entradas populares